“Todos somos fotogénicos, pues la verdadera belleza no ha de ser perfecta y armoniosa, sino real y auténtica; todos, absolutamente todos tenemos una historia que contar.” 

Mi gran vocación son LAS PERSONAS, y mi herramienta para llegar hasta ellas es mi cámara de fotos. 

Con espíritu de artista desde mi niñez y habiendo destacado en otras disciplinas como el teatro o la música, encontré mi vocación en la fotografía al descubrir que era una forma muy especial de entrar en contacto directo con el alma de las personas y de ayudarlas en el camino del re-conocimiento y la autoestima.

Actualmente me defino como fotógrafa de almas y mi estilo de fotografía lo defino como Fotografía Emocional, otorgando un especial protagonismo a la conexión de la mujer con la naturaleza y a la importancia y poder del color.

 

Mis fotografías transmiten y viajan desde los ojos hasta el corazón. Es una fotografía de dentro a fuera, desde el alma hasta la piel.

 

Soy feliz despertando al ser humano que ha olvidado quién es, rescatando con mi objetivo a la mujer fuerte y valiente que se esconde bajo una apariencia de miedos e inseguridades. Creo firmemente en el poder de la imagen y en la necesidad que tenemos las mujeres de vernos a través de otros ojos, ya que el espejo nos devuelve una imagen distorsionada y negativa de nosotras mismas.

Disfruto de mi trabajo tanto con la cámara al hombro como frente al ordenador durante el procesado. Mi fotografía es la forma en la que veo el mundo; mi edición la manera que tengo de colorearlo. Vivo en continuo aprendizaje, enamorada de la vida y en una incansable búsqueda de la belleza.

© Mara Saiz Photo / marasaiz.photo@gmail.com

  • facebook
  • c-flickr