Fotografía infantil para niños y niñas mágicos

 

 

¿Qué te sugiere la palabra PURPURINA?

Para mí, sin duda, lo primero que me viene a la mente es MAGIA. Después, sin ningún esfuerzo y salpicando toda la habitación, aparecen también COLOR, BRILLO, SUEÑOS y ALEGRÍA. Cinco palabras que automáticamente resuenan en mi cabeza con vocecitas de niños al fondo.

Son seis los años que llevo trabajando y profundizando en la fotografía de retrato, dedicándome en cuerpo y alma a conocer al ser humano y re-conocerme a mí misma a través de una cámara de fotos y cada vez soy más consciente del poder de una imagen para hacernos recordar, sentir, viajar... REGRESAR.

Y es precisamente esto lo que me ha impulsado a comenzar a trabajar con niñ@s, la necesidad de crear un lugar al que volver.

Una de las cosas que más echo de menos en el mundo es a mí misma cuando era pequeñita. Esas chispitas en los ojos, esa felicidad de serie, esa ilusión, inocencia y creatividad permanentes. Hoy en día, la única forma de recuperar un poco a esa niña que fui es a través de las fotografías que guarda mi madre en una caja como si fueran un tesoro.

Por esta razón, me gusta decir que PURPURINA es una herramienta de anclaje, una máquina del tiempo, fotografías con polvo de estrellas que los padres podréis utilizar como un lugar al que llevar de vuelta a vuestros hijos cuando crezcan y su mundo haya desteñido un poco. Así, volviendo a mirar su esencia verdadera, podrán recordar y rescatar su magia, sus colores, su brillo, sus sueños y su alegría.

© Mara Saiz Photo / marasaiz.photo@gmail.com

  • facebook
  • c-flickr